previous arrow
next arrow
Slider

La pieza busca crear una nueva realidad a través de la descontextualización de los objetos que podemos encontrar dentro de la concepción del hogar de la sociedad occidental. El género femenino se ha relacionado con el color blanco en el desarrollo de la historia con las connotaciones que un color como este tienen, en su relación simbólica con la pureza.  En la actualidad los  hogares contemporáneos tienden a cierta pulcritud al color blanco.

El ámbito del hogar se ha relacionado de manera íntima con el género femenino durante millones de años.

Las mujeres han forjado sus creencias y afirmaciones a través de la conformación de realidades a través de los objetos del hogar. En la actualidad encontramos que se ha dotado al hogar de cierto carácter bucólico y de purificación, idealizado. La mujer se ha cargado de un carácter idealizado. El orden y la limpieza forman parte tanto de los símbolos que se han atribuido a la mujer como al hogar. El color blanco se ha ligado con la pureza del símbolo femenino antes del matrimonio.

A través de la descontextualización de los objetos buscando que éstos se alejen de su utilidad, se crea una estructura que recuerda a la realidad del hogar pero que se aleja de la concepción idealizada de ésta.

El espacio de Puerta de Toledo se encuentra en un estado de cierto deterioro que se aleja de la idea del concepto que la sociedad occidental tiene del intramuros de la casa. En mi trabajo de fin de máster, desarrollo un proyecto de investigación sobre el proceso de empoderamiento de la mujer a través de los objetos que se encuentran dentro del hogar. Esta pieza, forma parte de ese proyecto de investigación y me ha abierto una línea para poder desarrollar una relación con los objetos y la recreación y revisión de la realidadactual.

Se realiza una instalación sobre una

pared que consiste en la superposición vertical de objetos comunes del hogar. Estos no tendrán una situación habitual, buscando la creación de una realidad que pase por el concepto del hogar pero que se aleje de él.
Los objetos estarán con pintura de modo que sean totalmente blancos simbolizando la carga de pureza, delicadeza y recato con que se ha cargado al género femenino.