previous arrow
next arrow
Slider

Este proyecto reflexiona sobre lo que nos es cotidiano y lo que no forma parte de lo que tenemos normalizado. El trabajo busca crear una sensación de extrañeza en las personas que normalmente atraviesan la Plaza Mayor de Salamanca como forma de llegar a otro lugar. Estas personas se encuentran ante un lugar que les es familiar, se genera una sensación de extrañeza situando unas cajas de cartón rojas. El individuo cambia su rumbo y se detiene para resolver su curiosidad y al mirar se encuentra de nuevo con algo familiar, el reflejo de su propia cara en el espejo.